Disfraces de Halloween clásicos para bebés

En Top Manualidades te ofrecemos un montón de ideas de disfraces de Halloween clásicos para bebés.

Antes de que tu niño tenga edad suficiente para estar al día de todas las tendencias y las modas más populares en cuanto a disfraces, es posible que te apetezca vestirle con un disfraz clásico de Halloween para bebé.

El más popular es el disfraz de calabaza para bebé. Los hay de todas las tallas y de todos los tipos. Puedes usar también un tutú con volantes en el caso de las niñas o unas divertidas y coloridas perneras para los niños.

 

Los disfraces de ángel o de diablo son otra opción popular y muy clásica para la noche de Halloween del bebé. Tienes disfraces de una sola pieza que le cubrirán hasta los pies por si hace frío o vestiditos más cortos para las niñas si el tiempo es más cálido. Algunos disfraces muy originales son mitad ángel, mitad demonio.

 

Halloween no sería tan espeluznante si no hubiera detalles aterradores. Prueba a disfrazar a tu bebé de murciélago o de araña de ocho patas. Estos disfraces son generalmente de color negro y morado.


Los esqueletos y las  brujas son otra opción clásica de disfraz de Halloween para niños y niñas. Los trajes de esqueleto suelen ser de una sola pieza  y algunos de ellos tienen capuchas que brillan en la oscuridad.

 

Los disfraces de bruja son pequeños vestidos con sombreros. Si hace mucho frío, puedes ponerle medias o leotardos a tu hija para que no tenga demasiado frío en las piernecitas. Algunos vestidos de brujas también brillan en la oscuridad.

 

Es posible que también te gusten los disfraces de vampiros y piratas para tu bebé. Gracias a los éxitos de taquilla de Hollywood como Crepúsculo y Piratas del Caribe, estos disfraces clásicos son unos de los más vendidos año tras año.

 

Los disfraces de vampiro para bebés están fabricados en materiales suaves y por lo general incluyen una pajarita roja y una capa sedosa.  Con estos disfraces tan bonitos, a tu bebé no le hará falta ni una gota de maquillaje.

Otros disfraces clásicos para bebés en Halloween son los que están relacionados con el reino animal. Tienes cientos de ellos para elegir: cerditos, corderos, cachorros de león, langostas, pavos reales, y muchos más.

 

Otros disfraces clásicos para bebés son los de golfista, gnomo de jardín, bailarina, presidiario o de monstruos clásicos como Frankenstein.


Elijas el que elijas, tu bebé lucirá terroríficamente divertido.